La seguridad en las redes sociales y la privacidad de los datos son aspectos imprescindibles para todos los usuarios. Diariamente, utilizamos varios tipos de redes sociales para publicar escritos, fotos, videos, comentarios, etc. La exposición de nuestros datos personales podría convertirnos en víctimas de diversos delitos electrónicos. 

A continuación, algunas recomendaciones y medidas básicas para la preservación de la seguridad:

Medidas básicas para preservar la seguridad en las redes sociales

  • Utiliza una contraseña original

Es fundamental evitar el uso de contraseñas que contengan fechas de cumpleaños o números sucesivos; tampoco debes usar nombres, ya sean propios o de personajes de ficción, matrículas, teléfonos, números de identificación, etc.: con frecuencia son las más fáciles de adivinar o descifrar. 

Una contraseña única y fuerte requiere el uso de letras mayúsculas y minúsculas junto con una combinación de números y/o caracteres especiales; además, es recomendable cambiarla con frecuencia.

  • Recuerda cerrar la sesión

Nunca dejes iniciada una sesión en una computadora ajena o pública; esto incluye los cibercafés y el trabajo; en estos lugares, cualquier persona podría hacer uso de la sesión abierta y acceder a tu información. Para prevenir y tener mayor seguridad, tampoco dejes el historial de búsqueda sin borrar.

  • Lee atentamente los términos y condiciones

Sin importar lo largos o desgastantes que sean, no aceptes hasta no leerlos completamente. No son bloques de texto que se colocan sin razón: es un contrato virtual de seguridad en las redes sociales para el usuario. 

En él se exponen los términos de uso y la política de privacidad, los derechos del usuario, el tipo de información que almacena el servidor, el procesamiento y el uso de los datos. Si no los lees, podrías estar dando más información personal de la que piensas y pondrías tu integridad moral y/o física en riesgo.

  • Revisa los ajustes de privacidad

Cada red social cuenta con ajustes diferentes y posee una configuración por defecto. Algunas ofrecen protección extra para las cuentas, tenlas en cuenta y minimiza el riesgo en las redes; por ejemplo, para agregar a alguien como amigo o seguir una cuenta, es necesario cumplir algunas condiciones personalizables: que el perfil solo pueda ser encontrado con un link específico o que ambos perfiles deban seguirse mutuamente para ver el contenido.

  • No compartas información personal y evita riesgos en las redes: 

Ni en publicaciones, ni en mensajes privados, mucho menos en comentarios: es mejor hablarlo cara a cara. 

Hay temas y datos que deben mantenerse entre familiares, amigos o círculos de confianza. Existe una enorme grieta de seguridad en las redes sociales: mostrar demasiada información personal. No hay forma de saber cuál publicación será segura y cuál no; sin embargo, debes ser racional y utilizar el sentido común en estos casos; de no hacerlo, una publicación que contenga datos personales puede poner en riesgo tu seguridad y la de tus amigos. 

Entre los datos que no deberías publicar se encuentran: la dirección de la residencia, el nombre de un familiar, números telefónicos, una fecha de nacimiento, etc. 

  • Comprueba el alcance de la información propia:

     

Se debe tener claro que, en algunos casos, la información suministrada en las redes, puede ser vulnerable en cuanto a su privacidad. Las personan en las redes sociales generalmente desean que su contenido solo sea visible para sus amigos y familiares. En este sentido, algunas redes sociales permiten la creación de listas de amigos o personalizar el nivel de visibilidad de las publicaciones; de igual manera, algunas permiten que se puedan ocultar publicaciones a usuarios específicos y así aumentar la seguridad en las redes.

  • Ten cuidado con la ubicación

Tanto los teléfonos de nueva generación como las redes sociales poseen la opción de conocer la ubicación global del usuario; esto resulta útil cuando se necesita llegar a un lugar desconocido o dar nuestra posición a un amigo; sin embargo, esa información también puede ser enviada junto a una publicación, una foto o un video. 

Las redes sociales utilizan esta información para dar a conocer lugares y adecuar la experiencia del usuario a su ubicación mediante la recomendación de amigos, eventos, grupos o fotos que se relacionen con el lugar. No obstante, estas localizaciones podrían revelar tu rutina diaria, los lugares que frecuentas vulnerando así tu seguridad en las redes sociales: un blanco perfecto para un delito electrónico.

Los riesgos en las redes se pueden prevenir

Aunque forman parte de nuestra vida, debemos usarlas con conciencia para evitar los riesgos. La pérdida del anonimato y la creación de una identidad virtual son parte esencial de lo que conllevan estas redes. Estas sencillas pero útiles acciones pueden hacer una gran diferencia en la seguridad en las redes sociales.

Si quieres saber más sobre novedades y artículos interesantes, te invitamos a seguir curioseando en nuestro blog. Encontrarás variados temas que seguro te gustarán.