Con los grandes avances tecnológicos, los humanos hemos revolucionado la manera en que nos comunicamos, aprendemos y trabajamos.