En la actualidad, las amenazas informáticas cada día se fortalecen más. Elementos infecciosos ingresan a los sistemas de