En marzo de 2008, el Sector de Radiocomunicaciones de la UIT (Unión Internacional de Telecomunicaciones-Radiocomunicaciones) publicó nuevos estándares para la red 4G («Cuarta generación»). Dichas normativas incluían velocidades más rápidas y puntos de acceso móviles. En su momento fueron innovadores y muchos países se demoraron en ponerse al día con esta tecnología. En la actualidad, muchas redes 3G se actualizan a la velocidad de la 4G y pudieron aprovechar dicha conectividad.

A medida que los dispositivos móviles desarrollaron la capacidad de transmitir video y música, surgió la necesidad de un ancho de banda de datos constante. En tiempos previos, se encontraban tipos de redes cuyas velocidades de celulares eran mucho más lentas que las ofrecidas por las conexiones de banda ancha de alta velocidad. Es así como la red 4G surge para cubrir este requerimiento. 

Cabe destacar que existe otro tipo de tecnología, como la fibra óptica. A pesar de tener mejor conexión, aún se encuentra en proceso de expansión y debe acondicionarse a diversos territorios. Lo mismo sucede con la red 4.5G.

Acorde con ello, los teléfonos con red 4G te permiten disfrutar plenamente de los medios digitales, que incluyen:

  • Transmisión de videos.
  • Aplicaciones.
  • Multimedia.
  • Música de alta calidad.
  • Películas.

Dicha tecnología es empleada por módems inalámbricos, celulares inteligentes y otros dispositivos como tabletas, entre otros. Su característica principal es la capacidad de velocidad de acceso mayor a 100 Mbps. Lo anterior genera una gran calidad de servicio de alta seguridad con el mínimo costo.

¿Cómo funciona la red 4G?

Su funcionamiento es similar a la red 3G, pero es más rápida. Al emplear paquetes de carga y descarga de alta velocidad, 4G te permite acceder a velocidades del estilo de la banda ancha. A menudo, los usuarios acceden a velocidades de hasta 21 Mb mientras viajan, pero esto dependerá de su ubicación. Una ciudad más grande, por ejemplo, exhibirá velocidades más rápidas que un pueblo pequeño.

Podría afirmarse que es un sistema de radio muy avanzado. El reto para los ingenieros y los programadores es incluir la mayor cantidad de datos posible en estas señales. Por extensión, esto significa que la red será más rápida y eficiente.

¿Qué necesitas para conectarte a la red 4G?

La respuesta quizá no es tan general como se piensa. Cabe destacar que muchos proveedores de teléfonos los fabrican de múltiples maneras. No obstante, hay características comunes. 

En primer lugar, debes encontrarte en una zona de cobertura 4G. Como segundo elemento, tu teléfono requiere una tarjeta USIM. Dichas tarjetas son la aplicación para telefonía móvil, ejecutada en una tarjeta inteligente insertada en un teléfono móvil. Aquellas tarjetas micro o nano pueden adecuarse a los terminales requeridos. Se resalta, además, que las capacidades de las USIM deben ser de 88K o superior a ese valor. Esto puedes verificarlo con tu proveedor de servicio móvil.

En tercer lugar, debes revisar el tipo de terminal o versión de software del celular. Por lo que, si no tienes el software actualizado, se hará preciso que descargues la actualización más reciente para que pueda amoldarse a la red 4G.

¿Cómo saber si tu teléfono es apto para 4G?

Para verificar estas condiciones, puedes ejecutar las siguientes acciones:   

  • Revisa si tu pantalla posee los siguientes símbolos: 4G/LTE/L.
  • Es bueno que revises el manual de tu teléfono. En las especificaciones se encuentra qué tipos de redes admite el teléfono. Si menciona 4G o LTE, eres afortunado. Dicho manual podrás encontrarlo también en el sitio web del fabricante.
  • Si tu móvil es iPhone, revisa en tus ajustes que esté activado “4G LTE”. En el caso de Android, en ajustes/modo red podrás seleccionar 4G/LTE.
  • Revisa con tu proveedor de servicio si tienes el plan de datos correcto para que navegues con facilidad por internet y por otras funcionalidades del celular.

Generalmente, todos los teléfonos emblemáticos con gran publicidad ofrecerán 4G. Debido a que está obteniendo una conexión más rápida y puedes hacer mucho más con tu teléfono, los contratos 4G son más caros que los 3G.

¿Quieres prepararte para el futuro? Si te gusta navegar por internet y transmitir videos, la red 4G será el paraíso. Compra un celular adecuado o adapta el que ya tienes. Asimismo, busca tu plan de datos adecuado para poder hacerlo maravillosamente y aprovechar sus innumerables beneficios. Su cobertura será mejor y la experiencia de uso será fantástica.

Por último, no olvides visitarnos en otros artículos que están en el top de estos temas tan fascinantes para ti